Problemas con el alternador del coche

Cada vez es más la dependencia que tienen los coches modernos por los sistemas electrónicos. Actualmente estos se ocupan de muchas de las funciones internas de los vehículos. Del circuito eléctrico, el alternador es uno de los más importantes, puesto que su objetivo es convertir la energía mecánica en eléctrica para que el coche tenga suministro y, a su vez, para recargar la batería.

El alternador repotencia los niveles de energía del sistema eléctrico que se encarga del aire acondicionado, los faros delanteros, el equipo de audio y otros accesorios, que no se surten de la batería. Por ello, es conveniente detectar si falla y solventarlo a la brevedad posible.

Detección de averías

Los problemas del alternador no son muy difíciles de identificar, debido a que cualquier anormalidad se refleja fácilmente en el funcionamiento de varias de las piezas del vehículo. Por ello, debe tener siempre en cuenta:

Luz del alternador: la mayor parte de los coches tienen una luz de alerta para indicar fallas en la batería o el alternador.

Batería: si la carga es demasiado baja no trabajará correctamente el alternador. Para comprobar el estado de su voltaje conecte un voltímetro en la salida de la batería. Esta medición se hace con el motor apagado y después estando encendido. Es la única forma de verificar si la falla la tiene la batería o el alternador.

Ruidos extraños: el alternador es movido por una correa, si está defectuosa o desgastada, al romperse con el vehículo en marcha el ruido que se produce es muy grande, y sería más elevado, si se desprenden piezas móviles. El desgaste de los rodamientos puede ocasionar un sonido bastante parecido.

Accesorios eléctricos: al comenzar las fallas del alternador, la batería no funciona con normalidad. Esto afecta a todos los accesorios eléctricos del vehículo, se hace evidente en cómo disminuye su rendimiento y en la alteración de las luces. Si el alternador no es reparado o sustituido a tiempo, se corre el riesgo de matar la batería.

Es muy importante detectar y arreglar este tipo de anomalías, con lo cual estaría evitando fallas más graves y, tal vez, más caras. Las piezas de segunda mano son una excelente opción al momento de requerir reemplazos por desgaste o para reparar averías.

Un buen lugar para buscarlas es en tudesguace, una web que le ofrece un amplio catálogo de recambios. Además, pone a disposición los datos de contacto de desguaces legales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *