Llevar el coche al desguace

En un desguace puede encontrar una amplia variedad de piezas para reparar todo tipo de averías, pero si está considerando venderles su coche y tiene la duda sobre si quitar o no una pieza, es recomendable que no lo haga. Estas empresas no se hacen cargo de vehículos que anteriormente hayan sido despiezados por una razón de peso, ellos podrían meterse en un problema legal.

Por otra parte, antes, el dueño tenía que llevar el vehículo hasta las instalaciones del desguace, actualmente la mayoría ofrece servicio gratuito de grúa a los que vayan a darle de baja al coche. Así pues, llevar el automóvil a este tipo de negocios se ha convertido en la opción más común por sus múltiples ventajas, con las que no tendrá complicaciones y no se quedará con las manos vacías.

El importe que obtiene por su coche no llega ni cerca de lo que vale en el mercado, pero el precio depende de las condiciones en las que se encuentre el vehículo, además del interés que tenga el establecimiento por el modelo y sus características. Teniendo todo esto aclarado puede decidir con mayor claridad si es o no lo que desea hacer con su coche, si en realidad le parece que merece la pena llevar su automóvil con ellos.

En caso de elegir esta opción debe dar de baja al vehículo ante la Dirección General de Tráfico (DGT) y para ello debe tener consigo cierta documentación como el DNI, el carnet de conducir, la ficha del coche, entre otros requisitos.

Ya en el desguace

Una vez elegido el desguace, ellos le harán una tasación de su vehículo para poder retribuirle un precio justo. Es trasladado hasta la empresa y ahí será descontaminado, desmontado, testeado. Después son seleccionadas las piezas en buenas condiciones, clasificadas y puestas en venta; en cambio, lo que no sirve será desechado.

La gran mayoría de tales establecimientos ofrecen el servicio de dar de baja, en el que se encargan de todo el proceso y sus trámites y al final entregan al vendedor toda la documentación en regla. Esto es algo que a muchos les agrada puesto que son trámites que se llevan tiempo y resultan bastante tediosos, mientras que con los desguaces solo deberá suministrar la información y papeles requeridos.

Un desguace de coches es una muy buena solución a ambos problemas, tanto si se quiere reparar o vender, lo único que debe procurar es elegir un buen lugar. En línea hay algunas webs que operan como directorios especializados en este tipo negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *